lunes, 27 de junio de 2016

Lúgubre pesadilla de lujuria




En un holocausto de mis arranques mentales,
quemando la ideas que a mi vienen, 

sumido en el fervor del sueño que en ti piensa
allanando tu más escondida intimidad.

Jalando del cuello a la lujuria con una cuerda para despertar al deseo, 
que inquiete mis adentros y humedezca mis afueras.
Y se hace una revolución de fuego que obliga a desnudarte
con todas las pretensiones de hacerte mía toda la noche.


Pesadilla martirizante, castigadora y cruel.
Solo da paso de mi cuerpo su retorcer, sin poder abrir los ojos,
sin poder sentir su piel.

Imágenes suyas que me destrozan ante su invitante presencia,
mala noche la de hoy, en que ella me abordo con el más vil
descaro y malévola intención de provocar a mis sentidos,
de colocarle en un nicho, de ponerme a sus pies
y matarme de libidinosos deseos por tenerla conmigo en este instante 
donde dormida en su alcoba, tal vez con otro este soñando, 
mientras yo sueño un infierno en la mía.
Xavier H.©

1 comentario:

  1. Una tortura muy angustiosa, desear y no poder poseer...

    Besos, Xavier.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR SUS COMENTARIOS